GRADO UNDECIMO; La derivada en la vida cotidiana


Yo nunca pienso en el futuro; llega demasiado aprisa.